Las vacunas: Salvavidas prodigiosas

César Paz-y-Miño* EL COMERCIO


Frente al sinnúmero de vacunas contra el covid-19 que se ofertan ahora, surgen las preguntas de cuál es la mejor, a qué edad debe vacunarse, si a niños y adolescentes, o si será necesaria una tercera dosis. Las vacunas han sido un salvavidas para la humanidad, así, las de la tosferina, difteria, tétanos, meningitis, rubeola, paperas, sarampión, poliomielitis, gripe, entre otras, han protegido a las personas durante decenios.


Las vacunas anticovid pretenden producir a mediano o largo plazo inmunidad contra el virus. Las estrategias para su fabricación son cuatro: inyección de fragmentos pequeños de material genético viral que no enferma; vectores virales, para lo cual se utilizan virus modificados o atenuados para no enfermar; coronavirus cultivados en riñones de monos e inactivados por procesos químicos (expuestos a beta-propiolactona), e inyección de subunidades de virus, o proteínas específicas del covid-19.


“El 96% de nuevos casos de covid se presentan en población no vacunada; menos del 5% de vacunados que se contagian tienen una presentación clínica de preocupación”.

Las vacunas activan el sistema inmune. La primera línea de combate al virus es la producción de anticuerpos, o inmunidad humoral. Cuando entra el ARN o ADN viral, la proteína S o espiga del virus, o el propio virus atenuado, a través de la inoculación, se inicia el combate por anticuerpos.


En un siguiente nivel de reacción, se generarán células específicas de inmunidad, unos glóbulos blancos llamados linfocitos tipo B y T, que son, en definitiva, los que desarrollarán la memoria del sistema inmune, que estará entrenado para cuando entre el virus al organismo y lo destruya.


Analizando los datos disponibles de vacunación (43% de vacunados mundiales) y los resultados en la baja de enfermedad, la importante conclusión es que cualquier vacuna que sea inoculada es la mejor opción para protegerse de la enfermedad así como de hospitalización y muerte.


Pese a la eficacia de las vacunas, muchos se niegan a aplicarlas y protestan ante la obligatoriedad de tener el pasaporte anticovid, como en Melbourne, Australia. Foto: EFE


El 96% de los nuevos casos de covid se están presentando en población no vacunada, mientras que menos del 5% de vacunados que se contagian tienen una presentación clínica de preocupación. Es más probable que a uno le caiga un rayo (dos en un millón) que tener una trombosis por vacuna (uno en un millón).


Todas las vacunas han mostrado ser efectivas, aunque existen diferencias personales y aún poblacionales en la producción de anticuerpos contra el virus.


La mayoría de personas incrementan considerablemente sus anticuerpos luego de la vacuna, mientras que pocos lo hacen a pequeña escala. Estas diferencias están originadas en las firmas genéticas de cada individuo, en los genes de inmunidad, de respuesta inmunitaria y genes de vulnerabilidad a la propia covid.


Las nuevas variantes del covid-19 han puesto en jaque a las vacunas. La Delta, la Mu, o cualquier otra que aparezca, posiblemente evadan al sistema de inmunidad, incluso en un reducido grupo de personas vacunadas.

“Las variantes podrían determinar que el efecto rebaño no llegará y tocará a la humanidad convivir con el virus, planificar nuevas estrategias de combatirlo e investigar fármacos específicos”.

Algunas vacunas duran toda la vida y otras, como las del covid, pocos meses. Esto se debe a la estabilidad o no del virus, lo que determina una memoria mejor o peor del sistema inmune.


El virus del sarampión, por ejemplo, es estable, no muta y la vacuna dura toda la vida, pero el de la gripe o el del covid mutan mucho y es muy difícil conseguir una que dure para siempre. Esta es la razón para que se requiera de una tercera, cuarta o más dosis.


Los niños y adolescentes tienen un sistema inmunológico muy activo y maleable por estar en desarrollo, por lo cual normalmente resisten mejor a las infecciones. El covid, que al inicio mostró menos contagiosidad, al mutar a nuevas variantes cambió el escenario y aumentaron los casos en estas edades, por lo que se abrieron inmediatamente las investigaciones para vacunarlos.


Los ensayos clínicos demuestran que dosis más bajas que en adultos producen hasta mil veces más anticuerpos en niños y adolescentes. Por eso se decidió vacunarlos entre 5 a 11 años; en el futuro, posiblemente a mayores de 2 años.


La vacunación ha polarizado al mundo. Los países de economías fuertes han administrado dosis en proporción 100 veces mayor que los de economías muy débiles, que recién en el 2023 podrían alcanzar los niveles de inoculación idóneos para tener la ansiada inmunidad de rebaño (70% a 90% de vacunados).


Si a esto sumamos la incertidumbre frente al aparecimiento de nuevas variantes del virus SARS-CoV-2, el panorama de la pandemia continúa siendo complejo.


Se calcula que hasta el 2023 la pandemia dejará pérdidas cuantiosas. Se reporta un 60% de déficit mundial y, de este, el 40% para los países pobres que deberán lidiar con sus enfermedades tradicionales y las deficiencias en sus sistemas de salud, justamente evidenciadas con la pandemia.


Con exceso de muertes y pobreza, la vacuna es una ilusión en algunos sitios del mundo. Si se mantiene la inequidad, se endurecerá la discriminación hacia poblaciones y naciones no inmunizadas. Eso traerá más problemas sociales, de salud y de violencia.


Aunque por ahora la vacunación es la mejor estrategia contra la pandemia, lo descrito en párrafos anteriores la hace enredada. Las variantes podrían determinar que el efecto rebaño podría no llegar y tocará a la humanidad convivir con el virus, planificar nuevas estrategias de combatirlo, investigar fármacos específicos y eficaces.


Los países como el Ecuador tienen desafíos importantes: vacunar a la mayoría de la población, tener planes de cerco a la pandemia, investigar alternativas terapéuticas, hacer epidemiología genómica, investigar particularidades poblacionales, fabricar vacunas, etc.


Aún la pandemia no termina. Por lo tanto, no podemos bajar la guardia.


*Médico Genetista. Miembro de la Academia Ecuatoriana de Medicina

Link original de El Comercio: https://www.elcomercio.com/actualidad/vacunas-salvavidas-prodigiosas-covid-19.html

Este artículo se puede utilizar, copiar o reproducir citando la fuentes y su autor.
genética y ciencia
cesar paz-y-miño
cesarpazymino.com
quito - ecuador
 FOLLOW
  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W
 RECENT POSTS: